Código de excelencia de un artista



Pablo Picasso

"La calidad de un pintor depende de la cantidad de pasado que lleve consigo"


Pensamiento de Pablo Picasso, 
encontrado en el sobre de un azucarillo en 2010

Pienso que el código de excelencia de un artista también depende de su capacidad de mirar y reflejar la realidad. Hay muchas realidades y muchos modos de plasmarla. Solamente algunos consiguen producir admiración... y no son todos los que la buscan, sino los que trabajan independientemente de la fama. Pintar es relativamente fácil, lo difícil es producir ese no sé que llamado belleza.



La ciudad

Elena Queralt


La originalidad consiste en el retorno al origen; así pues, original es aquello que vuelve a la simplicidad de las primeras soluciones
Pensamiento de Antonio Gaudí
Imagen de Elena Queralt

Inspiración




Inspiración


"La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando"

Pensamiento de Pablo Picasso

Paisaje mágico





Urueña


La libertad es el gran espejo mágico donde toda la creación pura y cristalina se refleja; en ella se abisman los espíritus tiernos y las formas de la naturaleza entera.


Pensamiento de Novalis
Imagen realizada para la Villa del libro (Urueña)

Infinitud de los amarillos en Urueña



Urueña



¿Conoceis el lugar donde van a morir

las arias de Händel?

Creo que es aquí en este espacio

donde se inventa la infinitud de los amarillos;

un espacio en el centro del centro de Castilla

en el que nuestros cuerpos podrían sanar para siempre

y tus ojos y mis ojos

mirasen estos páramos

con piedad absoluta

y en donde hasta el espíritu suele arrodillarse

para hacernos su ofrenda

en rosales de sangre.

En este espacio hay un fuego blanco

en el que viene a expirar esa música

que nos llega de lejos, ¡de tan lejos!

¿Conocéis el lugar donde va a morir

las arias de Händel?

Está aquí, en una tierra con más cielo que tierra,

donde los ruiseñores serenan la alameda

y la alameda serena a los ruiseñores,

y con la emanación

húmeda del tomillo más nocturno,

acude un emjanbre de estrellas

a venerar la última espina de Cristo.

En el lugar donde la luz

llora luz,

y la catedral de los cardos

alza su grito de silencio,

y están solas, muy solas, las vírgenes anunciadas,

y el pueblo amurallado y muerto

asciende vivo sobre un horizonte de lágrimas,

no sé si como un salmo

o como una corona de piedras inciertas.

¿Conoceis el lugar donde van a morir

las arias de Händel?

Está aquí, en el centro del centro de Castilla,

dondo por los linderos morados

se tensa, como un arco, de la luz;

en un espacio en que la nada es todo

y el todo es la nada,

y en el que junio joven viene por los montes

vertiendo de su copa oro líquido.

Es un lugar en el que el espacio y el tiempo

sólo son una hoguera

que arde y que mantiene su combustión

gracias a nuestras vidas (quiero decir:

gracias a nuestras muertes).

La música que más amáis

aquí tiene su tumba.

Es la música que, a través de la respiración de las espigas,

viene a morir en la luz que respiran nuestros pechos.


Texto de Antonio Colinas
Imagen realizada para la Villa del libro

Lluvia


Lluvia


Se que estás aquí,
porque huele fuerte el campo
porque la tierra se arropa con tu húmedo manto,
porque algunos hombres
se esconden y los pájaros...
apagan su canto.

Se que estás aquí,
porque suena débil
y otras veces fuerte,
de las nubes el llanto
y porque golpeas,
a tu intermitente paso
en puertas, ventanas y bancos.

Se que estás aquí
porque el aire contigo moja,
porque con tus huellas lavas
piedras, cristales y caras,
y pintas de charol las cosas más raras.

Y sé que estás aquí
porque cuando vienes algunos lloran,
otros, los menos, como yo
disfrutamos de tu llegada.
¿Y es que la lluvia no es risa?
¿No es acaso locura de agua traviesa,
que no busca reposo,
ni lugar concreto?
¡Que resbala por todo
o simplemente en un seto!

¿No lame las flores
o besa en la cara
a niños y a mayores?

¿Y cuando no vienes
Lluvia tranquila...?:
El campo se seca,
la tierra se agrieta;
hay hombres que no lloran
-¡y lo que es peor!-
a algunos mayores
nadie los besa.

Poema escrito en Burgos antes de 1997

Experiencias creativas


Urueña




"Donde quiera que haya niños -dice Novalis-, existe una edad de oro". Pues por esa edad de oro, que es como una isla espiritual caida del cielo, anda el corazón del poeta, y se encuentra allí tan a su gusto, que su mejor deseo sería no tener que abandonarla nunca.

Isla de gracia, de frescura y de dicha, edad de oro de los niños; siempre te halle yo en mi vida, mar de duelo; y que tu brisa me dé su lira, alta y, a veces, sin sentido, igual que el trino de la alondra en el sol blanco del amanecer!"

Texto del Prologuillo de Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez

Luna



Urueña




Pareces estática en tu cielo de nubes...
unas veces te envuelves en velos de aire
y otras atrevida luces como una esfera de nácar.
Con tu azul donaire...
¿a quien no seduces?
Eres luna... variable y coqueta
si quieres muestras tu figura completa
o apareces de perfil
mirando a la vez, el cielo y la tierra.

Desde tu luz mortecina
inspiras nostalgia o pena,
pero sólo eres amiga de niños, locos y poetas,
por eso sólo a ellos abres el alma
y te entregas con intimidad plena

De los amantes eres testigo,
pero no compartes con ellos: nada
¡nunca! fueron de tus amigos
convirtieron tu inocente oscuridad
en aliada de sus desvarios.

Dijeron de ti los emigrantes
que siempre estabas ahí,
que fuiste con ellos de acá para allá...

¿No demuestra eso tu generosa fidelidad?
Luna brillante
¡Que suerte cada noche
gozar de tu lealtad!
Cuando todos se van tu te quedas.
Mientras todo se llena de oscuridad,
tu te enciendes.
Cuando todos descansan,
¡tu nos velas!
¡Te quedas, te enciendes y velas!

No pareces astro,
pareces madre que nunca nos deja...
Cada día te ocultas,
más nunca te alejas
y cada noche vuelves
con tu luz secreta.

Pintura realizada para La Villa del Libro en Urueña

Rubén de Luis

Rubén de Luis

Paisaje al óleo de la Hiruela, nevado

Precioso paisaje lleno de luz. 
Quizá en pintura es lo más difícil de plasmar, 
pero lo más admirable al contemplar el cuadro.

Dia 8 de marzo

8 de marzo


Ella sólo quiere a alguien que le haga sentir que el otoño es primavera.
Que le haga olvidar que alguna vez estuvo triste.
Alguien que platique con ella mientras habla dormida.
Que cuando no la entienda sólo le bese la frente.
Alguien con quien compartir el café y porqué no, la vida



Las botas de Vincent


Vincent Van Gogh

Me encanta este luminoso cuadro de Vincent Van Gogh, uno de mis pintores favoritos. Con lineas tan abstractas es capaz de plasmar este par de botas con todo tipo de detalles, estas botas con las que fue a predicar el evangelio a Bélgica por que pensó que eran las que mejor iban a aguantar el camino como deja escrito en sus declaraciones: “Mi padre era pastor, con lo cual estudié teología. Una mañana, sin decir nada a nadie, marché a Bélgica, siendo muy joven, dispuesto a predicar el evangelio en las fábricas... Esas botas soportaron muy bien el viaje”.

Increíble cuadro de Gustave Caillebotte

Gustave Caillebotte


Esta estupenda muestra del Impresionismo Francés, normalmente se puede contemplar en el Museo Dorsey, dónde tuve la suerte de encontrarlo este verano junto a otras geniales obras. En estos momentos y hasta el 22 de abril, se puede ver en Madrid o desde casa en http://www.exposicionesmapfrearte.com/impresionismo/visita_virtual/visita_virtual.html

Quizá lo que más llama la atención, además del asunto, son la perspectiva y la luz. Resaltan los brillos en la madera y en los acuchilladores. Lleno de expresividad en los detalles, todo es sugerente: las virutas, el modo concienzudo de hacer de los hombres y sus desnudas espaldas, la ventana con su preciosa verja, el delicado colorido en un tema tan cotidiano como el trabajo manual. Se diría que es un trozo de un poema hecho color.