Constantin Brancusi



Brancusi nació en Rumania en 1876 y estudió escultura en la Escuela de Bellas Artes de Bucarest.

En 1904 se instaló definitivamente en París, donde conoció a Auguste Rodin y a Amadeo Modigliani, con quien mantuvo una profunda amistad.

Su obra llamó la atención de Rodin, proponiéndole trabajar en su taller. Brancusi rechazó su oferta, aunque siempre consideró que el escultor francés era el punto de partida de la escultura contemporánea.

Las primeras obras muestran la influencia de Rodin y de los impresionistas, pero a partir de 1907-1908 evoluciona hacia un estilo mucho más personal. Inicia un proceso en el que sus figuras se simplifican y tienden hacia la abstracción. Se interesa por el arte primitivo, por la escultura prehistórica y africana y por las esculturas de Gaugain.

¿Complicarse ?

 
 


Tres son los grandes problemas del hombre: La naturaleza de complicar todo innecesariamente creando nuevos problemas, el absurdo afán de asumir problemas ajenos, y la estupidez de evitar los problemas reales.
http://ilusionesopticas.org/artistas-de-la-ilusion-optica-del-arriba-abajo-en-arquitectura-imposible/

Bailar...




La magia de aprender a bailar con la vida. 
Cada día tiene su propia música, sólo hay que estar atento 
para percibir los compases y moverse a su ritmo.