¿Pero cuando me hice mayor?




¿Pero cuando me hice mayor?
Porque apenas nada creció conmigo
no se hicieron mayúsculas las letras de mi nombre,
y seguí encontrándome con cosas que no sé y a las que no alcanzo,
Momentos de inseguridad y de duda,
continuan estando a mi lado
porque la vida es aprendizaje,
y eso no termina nunca.
¿Dónde está el libro
que te enseña a no equivocarte?
¿Cómo se suma en los momentos que todo resta?
¿Cómo se multiplica, cuando hay signos que dividen?


¿Pero cuando me hice mayor?
¡Cuántas veces me hago esta pregunta!
Quizá no encuentro la respuesta
porque sigo pensando que esa persona no soy yo
No es la altura, ni la cordura
lo que me indica que algo cambió
¿Se puede dar por terminada la lección de:
pensar, querer o crecer?

¿Pero cuando me hice mayor?
El tiempo sabe volar
y nos envuelve en sus redes
no nos deja retrasarnos,
los días, los minutos, los segundos
son grandes, pequeños o menudos
y aunque sea en volandas,
sin dejarnos pensarlo, nos lleva por delante




Ella




Pequeños y grandes ángeles
rodean y sostienen tu luz
¡Sujeta Tu nuestra oscuridad!

El aire se condensa y apoyas tu figura,
nadie diría que tus pies
están sobre una nube.

La música penetra
y atraviesa cada célula.
Tomando altura,
alcanzo con mi corazón,
tu mejilla Señora,
y dónde tu mirada me encuentra...
te miro, te beso y con ese recuerdo
me vuelvo allí, lejos,
me quedo entre la gente
en silencio por fuera,
y con nuestro diálogo dentro

¿Ser apasionado?

 
Algunas veces he pensado que nacer apasionado es una gran suerte, otras lo lamento cuando veo que no todos vibran con la misma intensidad por asuntos en los que te va la vida. Y es que la vida es tan diferente para cada uno... y cada uno somos tan selectivos a la hora de invertir esfuerzos.

Cuando se enciende la ilusión por dentro, sólo se ve la meta y es curioso, porque nos hace ciegos ante las dificultades. ¡Que modos tan distintos de vivir los problemas, de mirar de frente a las penas!

Es verdad que si la savia de la persona es apasionada, cuando se sufre el sonido tiene mayor intensidad, pero la música que suena cuando lo que toca vivir es una alegría es como una orquesta dentro del corazón.

Doodles de Google


El genial Google nos ha acompañado y sorprendido con sus doodles diarios. Muchos nos han hecho vivir una olimpiada personal, permitiéndonos mejorar nuestras propias marcas metiendo goles, canastas, remando... ¡Gracias por esta creatividad tan desbordante!

Dejo el enlace de todos los doodles de Google. ¡Enhorabuena a ese equipo!


http://www.google.com/doodles/finder/2012/All%20doodles